Mi bebé tiene un ojo más grande que el otro

Es algo que se puede notar si eres de las madres que está atenta a cada detalle. Pero no siempre es patológico, porque casi todos tenemos un lado más grande que el otro. Si tienes dudas, prueba con tus propios pies y un par de zapatos nuevos. Siempre va a haber uno que te quede más ajustado.

La pregunta es cuándo preocuparnos. Ante las dudas, acude al pediatra. Si es un problema serio, nos remitirá a una Clínica Maxilofacial si el bebé, según su criterio médico, tiene una asimetría facial.

 

¿Si el pronóstico es que mi bebé padece de una asimetría facial, qué hago?

Todo depende del diagnóstico del especialista, porque la asimetría facial aparece, como bien dice su nombre, cuando el rostro no es simétrico. Puede ser algo leve que no requiera tratamiento quirúrgico o por el contrario lleve la evaluación para posterior cirugía.

La asimetría facial se clasifica en dos. En las estructurales están presentes irregularidades óseas y no varía independientemente de la acción que se realice dígase risa o llanto. En las funcionales se ven afectados los músculos, con una debilidad unilateral o asimétrica.

Cual quiera que sea el diagnostico no te angusties, pero ten presente que quien debe evaluar lo que le pasa a tu bebé es el maxilofacial especialista en ortognática.

¿Cuáles son los exámenes que confirman el diagnóstico?

Es sin lugar a dudas, otra de las preguntas que puedes hacerte si estás pasando por este trance. Todo está en dependencia de la clínica y el doctor que atiendan a tu bebé. De manera general el examen clínico va a medir control muscular, expresiones, mímicas, sobre todo, la estética facial. Además, se realizan mediciones conocidas en el mundo médico como estudio cefalométrico.

A partir de estos estudios, se clasifica la asimetría facial que padece el pequeño y el equipo especializado te orientará que hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *